Sinceramente, lo que me imaginaba de Cuba fue muy distinto a lo que me encontré allá. Yo me imaginaba por ejemplo que casi que no manejaban plata, que les daban comida, ropa, salud, entonces para qué sería necesaria la plata. También me imaginaba que eran todos iguales, pobres, pero todos igual de pobres. A lo mejor esa era la sensación que yo tenía por lo que me contaba la gente que había ido allá. También imaginaba que no conocían mucho de otros países. Así que decidí hacer ésta entrada tumbando algunos mitos de Cuba y de los Cubanos y también con algunas cosas que me llamaron la atención.
 

Los cubanos son muy solidarios y compañeros unos con los otros. Por ejemplo si alguien se “hace el vivo” con otro, los cubanos mismos se defienden entre sí. También cuando viajan en camiones distancias largas, que la mayoría van parados, los que van sentados les llevan las carteras, bolsos, mochilas etc, a los que van parados. O se sientan a los hijos de los que van parados a upa de los que viajan sentados.

 
Cuba es un país muy seguro. Casi que no hay armas y hay muy poca delincuencia. La gente pasa con las puertas abiertas y las ventanas también. No es que no existe el robo, pero existe muy poco. Uno se siente muy seguro.
 
Los cubanos tienen pocos hijos, uno, dos o tres. Son consientes de que si traen un hijo a éste mundo tienen que tener los medios para hacerlo, cuidarlos y protegerlos. Por otro lado el aborto es legal y gratuito, eso también ayuda al control de la natalidad.

En las cafeterías venden condones! si, preservativos

Todos los niños van a la escuela. Allí los cuidan muy bien, hay médicos que los revisan. Y son chicos muy estimulados y despiertos. Por más que los padres descuiden de los hijos, hay un estado pendiente de ellos que se hace cargo. Todos los niños comienzan con las mismas oportunidades, no hay chicos pidiendo en las calles, ni chicos que tengan problemas de aprendizaje por mala alimentación en la niñez. Además son todos una ternurita.
 

Durmiendo la siestita en una escuelita rural

Niños de un grupo de actuación, talentosísimos. Actuaban, cantaban, bailaban y tocaban instrumentos.

Notamos algo que nos llamó mucho la atención y es que en Cuba hay muchísimos divorcios. Era raro encontrar alguien con un matrimonio duradero. O que continúen con el primer matrimonio. También es común las familias con un hijo de un padre y otro de otro y así. Las familias suelen estar bastantes desparramadas por la isla, unos en una ciudad y otros en otras. Y no solo por la isla, sino también por el mundo. Y hay madres que los hijos se fueron y pueden pasar como 10 años sin volver a verlos. Eso me pareció muy triste.
 
El Cubano es muy culto, me encontré con gente que sabe más de la cultura de mi país que yo. Bueno son de otra generación pero sabían cosas de cultura de acá que yo no sabía. Por ejemplo con un señor recolector de latas de gaseosas, que va buscando en los pisos y en los basureros las latas para mandarlas a reciclar, nos quedamos hablando como una hora, y era impresionante el nivel cultural de ese señor. Además era igualito a mi papá, ja!
 
 
En Cuba hay clases sociales. Todos los cubanos parten de un nivel económico. No es el mejor, pero tampoco es la pobreza que se ve en Argentina. Sí debe ser duro, y hay muchísimos que no viven bien, pero no duermen en la calle, ni les falta comida. A partir de ahí hay distintas clases sociales. Hace unos años se les permite trabajar como cuentapropistas, así que tienen ingresos diferentes. Y por otro lado hay familias que tienen habitaciones de alquiler para turistas que tienen muy buenos ingresos.

Señalización de las casas de arrendador en divisa (para turistas)

Los Cubanos me parecen muy limpitos. Nosotros viajábamos en guagua (bus urbano) y en camión entre ciudades, apretujados entre la gente, y realmente son muy limpios. La mayoría de las mujeres se tapa el pelo con un pañuelo para que no se le ensucie, y todos tienen un pañuelito o una tela para limpiarse.
 
También son muy alegres
 
Me sorprendió la igualdad que existe entre gente de piel blanca y de piel negra. Eso me pareció fantástico. No puedo decir que no escuché comentarios “racistas” de blancos hacia negros, pero escuché pocos. Hay algo que dicen, que lo dicen hasta los negros y es que donde hay algún problema, robo o algo así, hay un negro involucrado seguro. Pero en lo que respecta a oportunidades y demás asuntos están en igual de condiciones, todos viajan igual, todos comen igual.Y yo pensaba que en Cuba la mayoría eran negros, pero no, para mi es maso menos pareja la población, hay bastantes blancos. De hecho si yo me vestía distinto y caminaba más sensual, pasaba por cubana tranquilamente.
 
Nos llamó la atención que casi todos los perros que vimos eran perros salchichas o en su defecto muy chiquitos. Y casi no se ven perros en las calles.
 
A Javico le pareció que no se veían muchas mujeres embarazadas. Un día pasamos por una plaza y vimos muchas mujeres embarazadas juntas, y nos sorprendió. Así que les preguntamos y nos contaron que existen hogares de contención y cuidado para embarazadas y viven ahí hasta los primeros meses de los bebes. Allí las van a visitar sus maridos.
 
 
En Cuba no existe la obsolescencia programada. Los objetos se arreglan y perduran en el tiempo, no se tira algo viejo para comprar algo un poquito más nuevo, el último modelo. De hecho los autos son viejísimos y andan re bien.
 
Algo malo es que tiran la basura al piso. Pero por la forma de vida que tienen generan pocos residuos.  Los productos se venden sueltos, no tan empaquetados como acá. Y se usan pocas bolsas o javas como ellos les dicen.
 
En Cuba está muy incentivado el deporte. Hay campos para hacer deporte muy grandes. Hay publicidades en la calle donde dice que hacer deporte es bueno para la salud. Y se hacen exámenes a los chicos de todo el país, y donde ven que algún tiene habilidad para algún deporte se lo comienza a entrenar desde chico. Por eso tienen tantas medallas olímpicas. Además cuando uno camina por las ciudades, se ven chicos jugando al béisbol o al fútbol en cualquier parque, en cualquier lugarcito.
 
Y llegó la hora de tumbar un mito. Los que estuvieron en Cuba te recomiendan llevar jabones o biromes para regalar. En mi opinión es una costumbre del turismo pero no una necesidad de la gente. A lo mejor en algún momento si. Pero ahora no, se consigue eso en cualquier lado y baratísimo.Pero como están acostumbrados a que el turista lleva eso, cuando ven un turista se lo piden. Terminamos hablando con personas que piden jabón y lo piden porque saben que el turista lo regala. Nada más. Por ejemplo vimos a una nena hablando a lo lejos en inglés con unos turistas. Después la llamaron y le dieron un dolar. Nos indignó. Porque la nena no les pidió nada y no era mendigo, lo hacía sin interés. Pero si a todos los nenes les dan un dolar por hablar en inglés, pronto será como lo del jabón y las biromes. Hay turistas que creen que están en el zoológico. Qué bronca!
Bueno ojalá les haya gustado el post y espero comentarios de los que estuvieron en Cuba a ver si coinciden con lo que yo noté y de los que no estuvieron en Cuba si se imaginaban esto que conté.
 
 
Por último a mi me encantó Cuba.

written by Caminando por el globo

 
Advertisements