¿Estás planeando un viaje para dentro de poco? Vicente Nadal te propone en su colaboración para esta semana algunos consejos y trucos para sacarle mejor partido “fotográfico” a tu viaje turístico. No te lo pierdas.

Salir de viaje es emocionante, tanto o más que hacer fotos durante el mismo. Pero hacer fotos durante un viaje requiere cierta planificación para que todo salga perfecto y las fotos resulten inolvidables.

Cuando vas a salir de viaje te asaltan las dudas de siempre:

  • ¿Qué equipo me llevo? 
  • ¿Podré hacer fotos en los lugares más interesantes o hará falta pedir permiso? 
  • ¿Y si hace sol…o si llueve? 
  • ¿Será peligroso salir con mi cámara por la noche?

Y lo peor no es eso, lo malo de verdad es que llegarás de viaje, invitarás a tus amigos a ver las fotos del viaje y se quedarán dormidos viendo la foto de la hormiga que se comía tu almuerzo en la playa o la grieta de la pared del hotel 😛

Vamos a ver cómo has de planificarlo todo para tener un resultado óptimo.

Fotografía de viajes: ante todo planificar el viaje

Lo primero que tendrás que hacer es planificar bien tu viaje, eso es evidente, pero ¿lo has planificado fotográficamente hablando?

Para hacer esta planificación tendrás que hacer lo siguiente:

  1. Haz una lista lo más detallada posible de los lugares que deseas visitar, a qué hora es posible que los visites o a qué hora te gustaría poder visitarlos. Prepara la mejor hora y lugar desde el que fotografiar ese monumento o paisaje.
  2. Busca información en Internet sobre esos lugares, sus horarios, su condiciones o normas para hacer fotos, etc. En algunos sitios no está permitido el uso del flash o incluso del trípode, en otros está totalmente prohibido hacer fotos.
  3. Infórmate también de la historia y características del lugar al que vas, piensa en cómo unir las fotos para contar una historia con las fotos. De este modo ganarán en fuerza narrativa al no ser simples fotos sueltas, de turista.
  4. Mira fotos de esos sitios, tanto las oficiales tipo postal de recuerdo como las de otros aficionados o profesionales más creativos. Haz una búsqueda en “Google Imágenes” con el nombre del lugar y seguro que encontrarás cientos de fotos que te podrán inspirar. Toma nota de las ideas más originales. También puedes probar con Pinterest, Flickr o 500px.
  5. Busca rutas alternativas y lugares poco conocidos, así tus fotos lucirán mejor.

Bien, ahora que tenemos preparado el viaje, la ruta lista, los horarios, las normas, el hilo conductor de la “historia fotográfica”, etc. nos falta escoger el equipo ¿cuál es el equipo idóneo para la fotografía en un viaje?

Esta no es una respuesta sencilla porque hay muchos factores que intervienen. Mejor te doy unos consejos y podrás hacer tú mismo la selección (vamos, no seas perezoso).

Fotografía de viajes: planificando el equipo

Si te vas de viaje y deseas hacer fotos tendrás que tomar unas cuantas decisiones:

1- ¿Calidad o comodidad?

  • Si es más importante la capacidad de hacer diferentes tipos de tomas y su calidad puedes pensar en llevarte un equipo completo como una réflex con varias ópticas, flash externo incluso trípode.
  • Si te preocupa más la comodidad durante el viaje será más práctico que lleves algo más compacto como una cámara puente con un zoom muy versátil, o una cámara de las que llaman “sin espejo”, y un pequeño flash de apoyo. El trípode puedes sustituirlo por un trípode-pinza para poder sujetar o apoyar la cámara en alguna parte.
  • Si todavía te parece demasiado complicado lo anterior entonces tu equipo ideal es una compacta de bolsillo.

2- ¿JPG o RAW? Si no sabes de qué hablo lee este artículo.

  • Si eres un manitas y muy organizado además de meticuloso seguramente tu formato ideal es el RAW. En este caso necesitarás llevarte muchas tarjetas de memoria para tener espacio de sobra. Si viajas por sitios con posibilidad de ello podrías comprar alguna tarjeta extra pero eso no será posible en algunos destinos y hay que tenerlo en cuenta.
  • Si te gusta lo inmediato, tienes poco espacio en tus tarjetas, quieres compartir las fotos o subirlas rápidamente con tus amigos y por Facebook y no te gusta complicarte la vida seguramente tu formato es el JPG. Nada más llegar de viaje podrás seleccionar tus fotos y preparar el material para enseñarlo.

3- ¿Trípode o Flash? El trípode puede ser pesado y molesto y el flash puede estar prohibido en algunos lugares.

  • Aunque evidentemente no es lo mismo, en cierto modo la exposición prolongada puede evitarnos disparar con flash y en muchos casos la foto puede quedar mejor al captar la luz ambiente original.
  • TRUCO: El trípode más barato es un trozo de cuerda. Toma la zapata de tu trípode y coloca la cámara en ella. Ata una cuerda lo suficientemente larga como para poder pisarla con el pie mientras la tensas fuertemente y disparas la cámara. Para mejorar la estabilidad apóyate en una pared contra el hombro. Con este truco podrás hacer fotos con tiempos de exposición bastante prolongados sin que apenas se note en las fotos.
  • Seguramente tendrás que hacer fotos en interiores. Para que te salgan perfectas repasa este artículo sobre cómo tomar fotos en interiores correctamente.

4- Seguridad y transporte del equipo. Tanto si vas en avión o en cualquier otro medio de transporte tu equipo ha de viajar siempre contigo. Además te permitirá tenerlo siempre a mano para realizar tomas imprevistas. Si puedes evita que la bolsa en la que llevas tu equipo sea muy llamativa o evidente. Según a qué lugares viajes esto puede ser una invitación al hurto y un problema. Recuerda que la discreción es la mejor arma tanto para hacer fotos como para evitar líos.

Una vez que ya tenemos más o menos todo planificado y el equipo seleccionado toca hacer fotos…¿alguna idea? Aquí tienes algunas:

  1. Haz fotos desde el primer momento. Los preparativos del viaje también forman parte del mismo.
  2. Haz fotos en los medios de transporte incluido el avión. Para eso deberás estar atento y solicitar el asiento en ventanilla en la que no te tapen la visión las alas del avión. Aprovecha para hacer fotos aéreas.
  3. Además de los lugares típicos busca también sacar las costumbres y los personajes cotidianos.
  4. Fotografía a las personas del lugar… pero antes pídeles permiso, no sólo para hacer la foto, también si piensas publicarla o subirla a tus redes sociales.
  5. Si fotografías a tus compañeros de viaje en un espacio o frente a un edificio o monumento importante saca un plano corto de tus amigos, medio cuerpo o más cerca. En caso contrario serán tan pequeñitos que no se les apreciará en la fotografía.
  6. Sobre todo procura hacer las cosas son sentido común, discreción y educación. Ante la duda, siempre pregunta.
  7. Por último, al regreso del viaje, haz una selección rigurosa. Plantea la selección como si de una proyección se tratara, a 4 segundos por foto, deberías poder ver las fotos seleccionadas en 3 o 4 minutos máximo. Si se hace más largo puedes aburrir a tu audiencia.

Vamos a resumir lo que hemos venido contando. Si deseas hacer unas buenas fotos de viaje deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Planifica tu viaje, tus rutas, los horarios y permisos que necesitas.
  2. Planifica el material que deseas llevar según el tipo de viaje y fotos que deseas hacer.
  3. Haz fotos desde el minuto uno hasta el último.
  4. Imagina nuevos puntos de vista, fotografía los detalles, saca las costumbres y personajes del lugar.
  5. Pide permiso y mézclate en el ambiente.
  6. Ten cuidado con la seguridad de tu equipo.
  7. Selecciona bien tus fotos y cuenta una historia con ellas.

¿Se te ocurren más ideas para las fotografías de tu viaje?
Si deseas ampliar este tema te recomiendo el libro de Tino Soriano “Fotografía de viajes” que es uno de los mejores que hay sobre este tema en castellano.

written by Blog del Fotógrafo

Advertisements